miércoles, 24 de octubre de 2007

Por Las Calles De Dios.



Ser peatón tiene sus ventajas, ya que puedes darte un baño de pueblo todos los días, aunque no quieras. Ves y escuchas muchas cosas. Se aprende de todo, con aquel que creemos, que no sabe nada.

Quieren apostar?

* ´Cristo Viene, mi casa se quemó, denme algo´, esta es la plegaria de un hombre, biblia en mano, que pasa por los mesas en un centro comercial.
Moraleja: Que para pedir dinero, no hay que tener fé. Solo la cara dura de aprovecharse de los demás, ´En nombre de Dios´.



* ´Yo te pagué eso 100 peso. Yo soy ´peledeita´. Yo no robo´, argumento muy esclarecedor de que entre bomberos, no se pisan la manguera. Eso lo escuché entre dos señores en los alrededores de la Loteria Nacional.
Moraleja: Más que una moraleja, me queda la interrogante de que si pasará igual en los partidos políticos. ´Yo te pondré en una secretaria de estado, para que te cobres lo que invertiste en la campaña´. Podria ser.


* ´Papi, ven vamo a echa uno´, oferta ´irresistible´ por parte de una trabajadora sexual en los predios del Parque Independencia, a todos los transeúntes que por allí pasan. Casi nada, o casi lo mismo que te diga ´Ven, comete un dulce´.
Moraleja: Que el trabajo es trabajo, no importa si se gana la vida con el sudor de la nalga.


Colaboración externa de Manuel Betances

3 comentarios:

H. Martinez dijo...

heheheeh...es una ventaja si, pero yo creo que estamos claros que la mayor parte del tiempo el que anda a pie no e gente...

no?

:)

dante/romie dijo...

chaaaaacho, akí es un lio en verdad pero cosas fabulosas pueden ocurrirte.........

Gloriannys dijo...

el k anda a pie no tiene nada! diganmelo a mi k ya van tres cell k me sacan de circulación en el trasporte publico y solo en este año!!