viernes, 9 de mayo de 2008

El decálogo del perfecto agonías tecnológico

El día de ayer mi amigo el GUSS, rey del rock y el metal en Santiago y Representante del Bajo Mundo en toda esa región, publicó algo que encontró en internet, me pasó el link y he decidido hacerle un COPY PASTE porque es muy interesante.

No se dejen llevar de la extensión del texto chicos/as, vale la pena leer. Tampoco sientan que lo que dice Miguel Artime es una bola de información y pensamientos pesimistas, busquémosle lo que nos parece interesante y tratemos de encontrar entre todos una solución:

Para ti que siempre ves la botella medio vacía, que no te pides cubatas por miedo al garrafón, que oyes la palabra “avance” y le buscas inmediatamente los tres pies al gato, que no te consideras pesimista sino realista. Para ti que crees que la humanidad la ha cagado, que no tenemos remedio, que nos cargaremos el planeta llevándonos todo por delante. En fin, para ti porque - tal vez sin saberlo - perteneces a una nueva y poblada ciber-tribu, la de los PAT (Perfectos Agonías Tecnológicos).

¿Qué no sabes si tu eres uno de esos PAT y quieres averiguarlo? Pues es muy sencillo, si tras leer el decálogo que sigue bajo estas líneas, descubres que esa es más o menos tu actitud al respecto de todos los puntos mencionados, entonces no cabe duda, eres todo un PAT. Yo mientras tanto… seguiré pensando que al final del túnel hay un rayo de luz. (aunque algunos pensarán que la luz puede ser un camión que viene en sentido contrario).



El decálogo del perfecto agonías tecnológico

1) La energía eólica no es solución, es muy variable y no se adapta a los picos de consumo. Además los aerogeneradores clásicos afean el paisaje y matan a aves en peligro de extinción con sus aspas. Los aerogeneradores flotantes provocarán catástrofes aéreas y supondrán un gasto inútil.

2) El coche eléctrico (por ejemplo uno basado en baterías ion-litio) no es solución, tened en cuenta que esa corriente que usa en las recargas probablemente ha sido generada quemando combustibles fósiles. Además son muy silenciosos y provocará miles de muertos por atropello.

3) La energía atómica por fisión es lo más peligroso del mundo, ahí está Chernobil. Los residuos nucleares no hay quien los destruya o almacene de forma segura. Los futuros proyectos de fusión tipo ITER solo funcionarán parcialmente dentro de 150 años, y aún así seguramente provocarán escapes de plasma que arrasen poblaciones enteras.

4) La energía solar es algo carísimo. El coste de fabricar los paneles es tan alto que nunca se les llega a amortizar del todo. Su proceso de fabricación es contaminante y su rendimiento deja muchísimo que desear. Solo son una excusa para que los gobiernos subvencionen a sus amigotes.

5) La energía maremotriz es sumamente inconstante, afea las costas, provoca la desorientación de los moluscos locales, hace de la navegación algo peligrosísimo y los costos de mantenimiento serían tan cuantiosos que no merece la pena gastar ni un minuto en considerarlo.

6) La pila de combustible y el empleo de hidrógeno en general es absurdo, puesto que todo el mundo sabe que el hidrógeno no es un combustible por si mismo, sino un vector de energía. No sabemos como almacenarlo “licuado” de forma segura y además para producirlo habría que emplear electricidad, cuyo proceso de generación sería poco eficiente y seguramente emisor de CO2, por lo que tampoco es solución.
7) Los biocombustibles acabarán provocando una revolución del tercer mundo. No puede ser que empleemos recursos alimenticios de primera necesidad para producir combustible que mueva los lujosos coches de los potentados del primer mundo. ¿Por qué no hacen biodiesel a partir de zarzas, rastrojos, o el pellejo del orujo?

8 ) El uso de la bioingeniería genética para producir bacterias capaces de degradar la biomasa es un asunto horroroso. ¿Quién nos dice que esas bacterias no van a llegar a la naturaleza, modificar a su vez el ADN del virus de la gripe aviar y acabar por destruir nuestra civilización?

9) La geotérmica tampoco es solución. Solo es aprovechable en zonas con actividad volcánica específica como Islandia. Para poder generar energía de esta forma en otros países habría que excavar tanto que los sueldos de los mineros ahogarían el presupuesto. Además podría ponerse en peligro a los probables yacimientos arqueológicos que hay bajo el suelo.

10) Del petróleo y otros combustibles fósiles mejor no hablamos, son contaminantes, no renovables y su precio está por las nubes. Pero es que es aún peor, cualquier avance que pueda producirse en materia de generación energética, por prometedor que parezca, acabará en manos de las grandes petroleras que tras comprar la patente impedirán que lleguen al público.

Resumiendo: eres un PAT si crees el mundo se va acabar de forma inminente, que no existe solución alguna, que somos un cáncer para el planeta y será la propia Tierra (o Gaia, porque está viva y nos considera pulgones) quien se encargue de aniquilarnos mediante el cambio climático, la generación de un agujero negro en las primeras pruebas del LHC, la llegada de un gran meteorito tipo Apophis, o la reelección dentro de 30 años de un tercer miembro de la familia Bush para la Casa Blanca.

¡Ah! Y como diría un PATA (Perfecto Agonías Tecnológico Ateo): “rezar no va a servir de nada porque Dios no existe”.

5 comentarios:

MadJohn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MadJohn dijo...

Todos son proyectos viables. Claro está que tienen sus riesgos, pero existe la tecnología para evitarlos.

Music Truck dijo...

Y esa excusa tan estupida que afea o no afea tal o cual cosa........

Mr.FrEdO dijo...

Me gusto el maso, bien, bien.

yo claudio dijo...

Miguel Artime, que se meta debajo de un camion, y acabe con su pesimismo,ese tigure ta frutrao!!
que se compre un planeta y se vaya a joder pa alla, si no le gusta este.