viernes, 27 de abril de 2007

De los "Inocentes" (1era parte)


Cuando empecé a leer este blog, me llamó mucho la atancion la forma tan curiosamente real que se trataban una serie de problemáticas que atañen a la vida diaria de las niñas y los niños. Les recuerdo que la razón por la cual empecé a escribir fue para dar una visión desde éste lado del espejo (el de la mujer) de muchas situaciones que nos afectan en las relaciones interpesonales hombre-mujer, mujer-mujer.

El tema de hoy tiene que ver con los "Inocentes". Los mismos no son más que los que describe el conocido reflejo de la sabiduría popular sobre "la gatita de María Ramos" que "tira la piedra y esconde la mano". Sobre todo en cuanto a las mujeres, éste tema tiene muchas aristas y complicaciones que, en muchas ocasiones, escapan a la mujer que se ve en la posición de ser la "Inocente", así que los ángulos desde los cuales quiero enfocar el tema son los siguientes:

a) Cuando la mujer se ve cortejada por un hombre, le gusta, lo atrae, le vende un sueño, entabla relaciones muy cercanas con él en planos físicos y psicológicos y luego se dedica a hacer creer que ella nunca accedio a sus cortejos y que el está frustrado con ella;
b) Cuando el hombre se enamora de la mujer o se siente fuertemente atraido hacia ella, esta lo rechaza, y el empieza a negar lo que siente y a decir que era ella la que le hacia esas llamadas románticas a media noche.



Tanto en la situación A como la B se tienen grandes puntos en común en los tres casos principales en los que se desarrolla:

1) En el caso A, cuando la mujer está comprometida con otro hombre, le hace caso al que es víctima de su "inocencia" y cuando el asunto se complica le echa toda la culpa a él.
De igual modo, en el caso B, cuando el hombre es rechazado por alguna que no es con la que está publicamente comprometido, se lava las menos negando a la que lo rechazó y haciendo creer que el no tuvo nada que ver en eso.
2) En el caso A, cuando la mujer no quiere ser entendida como que se está relacionando con ese hombre que la corteja, pero está interesado en él, procede a hacerlo víctima de su "inocencia". En el caso B, cuando el hombre se averguenza o no prefiere que sus amigos se entere de que se está relacionando con una niña en particular, por los motivos que sea, luego de hacer lo que quería, procede a hacerla víctima del comportamiento antes descrito;

3) En el caso A, cuando la mujer luego de haber estado con la víctima, de arrepiente de lo mismo, procede a aplicar la técnica de la "inocencia" para defender su imagen ante un posible prospecto. Se repite la misma conducta en el caso B, por razones muy similares.


Estas situaciones tienden a producirse de formas clasdestinas y confusas, donde los defensores del "Inocente" victimario corroboran con su versión de los hechos, y los defensores de la víctima corroboran con la versión de ést@ últim@. La frecuencia con que ocurren los ataques de estos mencionados "Inocentes" es escandalosa y preocupante. De una muestra numerosa de encuestados, un 88% de los hombres admitió haber sido víctima de una "Inocente", de igual modo, un 83% de las mujeres admitió haber sido víctima de un "Inocente".




No se descuiden, queridos lectores de este blog (aclamado por decenas de miles). Identifiquen con cuidado los ataques de los "Inocentes". Más adelante serán provistos por ésta servidora de los elementos para identificar a un@ "Inocente" y tomar las medidas de lugar.

5 comentarios:

AldoCoraje dijo...

Postea la 2da parte rapido, porque al parecer a mi me han montado ese teatro par de veces....:s

Lidia dijo...

Si, pls. Incluye un test tambien, aunque pensandolo bien me han pasado las dos situaciones. Ke dificil! :S

manzanapodrida dijo...

Las inocentes abundan, y curiosamente siempre son malas porke se mantienen aplicandole su inocencia a un hombre diferente.

dante/romie dijo...

cant wait! tira la 2da parte juuuye :p

MR.FredO dijo...

Dale a eso, pa que en este pais se acabe el juego sucio y los golpes bajos, necesitamos marcarlos y darles seguimiento.